Artículos ciencia al día
logo contactenos2
NIVELES DE MASA CORPORAL

13Sep2018

Pam Harrison

CONFLICTOS DE INTERÉS 

10 de septiembre de 2018

Una nueva ecuación de masa adiposa relativa, basada en el cociente de perímetro de estatura/cintura, predice mejor el porcentaje de grasa de todo el cuerpo en hombres y mujeres, en comparación al índice de masa corporal, indica nueva investigación.[1]

La ecuación de masa adiposa relativa también dio lugar a menos casos de clasificación incorrecta de las categorías de obesidad en uno y otro género, y en todos los grupos étnicos evaluados.

"El índice de masa corporal se utiliza ampliamente para evaluar la adiposidad corporal, pese a su precisión limitada para estimar el porcentaje de grasa corporal. Por tanto, las alternativas simples y de bajo costo al índice de masa corporal con mejor precisión diagnóstica para la obesidad, en uno y otro género, tendrían considerable importancia", escriben el Dr. Orison Woolcott y el Dr. Richard Bergman, ambos de Sports Spectacular Diabetes and Obesity Wellness and Research Center, en el Cedars-Sinai Medical Center, en Los Ángeles, Estados Unidos.

"En la población estudiada, la masa adiposa relativa señalada fue más precisa que el índice de masa corporal para estimar el porcentaje de tejido adiposo en todo el cuerpo, incluso en mujeres y hombres, y mejoró la clasificación incorrecta de la obesidad definida por la adiposidad corporal en adultos estadounidenses de ascendencia mexicana, europea o africana", informan.

El estudio fue publicado el 20 de julio en la versión electrónica de Scientific Reports.

Sin embargo, el experto en obesidad, Lee Kaplan, Ph. D., director de Obesity, Metabolism and Nutrition Institute en el Massachusetts General Hospital en Boston, Estados Unidos, comentó a Medscape Noticias Médicas que aunque la estimación de la masa adiposa corporal mediante masa adiposa relativa pudiera resultar útil como una herramienta de investigación, duda que sea más útil que el índice de masa corporal en la práctica clínica de la vida real.

Señala que aun cuando se utiliza el índice de masa corporal para identificar a pacientes con obesidad, los profesionales clínicos deberían considerar cuál es el efecto del peso excesivo en la salud de un paciente, lo cual no hacen la medida de masa adiposa relativa ni el índice de masa corporal.

"Como médico, lo que realmente se desea saber es el impacto clínico de la obesidad. Eso es lo que interesa", explicó Kaplan. La interrogante es si la masa adiposa relativa más alta se asocia a peores desenlaces. Esta es la misma pregunta que los médicos necesitan responder si utilizan el índice de masa corporal para guiar la toma de decisiones clínicas.

"Es interesante el hecho de que la masa adiposa relativa sea más congruente para predecir el porcentaje de grasa de todo el cuerpo, que el índice de masa corporal en hombres y mujeres, pero no necesariamente tan importante desde el punto de vista clínico", reiteró Kaplan.

Encuestas NHANES

Para desarrollar y validar la masa adiposa relativa, los autores utilizaron dos series de datos de la US National Health and Nutrition Examination Survey(NHANES), la encuesta nacional estadounidense para evaluar la salud y nutrición.

  • 0Comentario
  • Referencias

Utilizaron la NHANES realizada entre 1999 y 2004 para desarrollar el modelo. Los porcentajes de grasa de todo el cuerpo se midieron mediante absorciometría de rayos X de energía dual en ambos modelos. Consideraron más de 350 medidas antropométricas con el fin de llegar a una simple ecuación lineal antropométrica más exacta que el índice de masa corporal estándar, para estimar el porcentaje de grasa corporal total en hombres y mujeres de diversos grupos étnicos.

"La ecuación estatura/cintura, designada como masa adiposa relativa, fue el modelo final seleccionado, debido a su simplicidad (requiere solo dos medidas antropométricas comunes); fue superior al índice de masa corporal para predecir el porcentaje de grasa corporal en los hombres, tuvo una capacidad de predicción similar en relación con el índice de masa corporal en las mujeres, y mejor desempeño general que el índice de masa corporal en mujeres y hombres, de manera independiente", escriben los autores.

Validación del modelo

En la serie de datos de validación (la encuesta NHANES realizada entre 2005 y 2007), la masa adiposa relativa fue significativamente más precisa que el índice de masa corporal para estimar la masa adiposa corporal en mujeres: 91,5% frente a 21,6% para el índice de masa corporal (p < 0,001). También fue más precisa que el índice de masa corporal: 4,9% frente a 5,8%, informan los autores del estudio. Asimismo, la masa adiposa relativa fue más precisa que el índice de masa corporal para estimar el porcentaje de grasa corporal total: 88,9% frente a 81,9% (p < 0,001), y para estimar el índice de masa corporal: 4,2% frente a 5,1%.

"Entre las mujeres, la masa adiposa relativa también fue más exacta en los diferentes grupos étnicos (p < 0,001 para todas las comparaciones)", señalan los autores. Lo mismo fue aplicable a hombres euroestadounidenses (p < 0,001) o afroestadounidenses (p < 0,001), pero no estadounidenses de ascendencia mexicana.

La masa adiposa relativa también tuvo mejor desempeño que el índice de masa corporal en diferentes categorías de edad y quintiles de grasa corporal. Utilizando una definición de obesidad de un porcentaje de grasa corporal medida mediante absorciometría de rayos X de energía dual de ≥ 33,9% para las mujeres, y ≥ 22,8% para los hombres, los investigadores también encontraron que las estimaciones de grasa corporal total utilizando la nueva ecuación, conducían a menos resultados negativos falsos: 5,0% para las mujeres, en comparación con 72,0% según se midió mediante el índice de masa corporal (p < 0,001). Esto de nuevo fue cierto para los hombres, aunque la diferencia fue mucho menos espectacular, y el empleo de masa adiposa relativa dio lugar a una tasa de negativos falsos de 3,8%, en comparación con 4,1% para el índice de masa corporal (p < 0,001).

Resulta interesante que la masa adiposa relativa conllevó menos resultados positivos falsos entre los hombres (32,3%, en comparación con 49,7%) cuando se utilizó el índice de masa corporal (p < 0,001), mientras los resultados positivos falsos entre las mujeres fueron mucho más altos, en 41% cuando se midieron con la masa adiposa relativa, comparados con el índice de masa corporal, el cual no tuvo resultados positivos falsos (p < 0,001).

La utilización de la nueva ecuación también tuvo menos probabilidades de manera estadísticamente significativa, que el índice de masa corporal, de clasificar incorrectamente a hombres y mujeres según la categoría de obesidad, y esto se observó en todos los grupos étnicos estudiados, como señalan los investigadores.

Tasas de clasificación incorrecta de la obesidad para masa adiposa relativa frente a índice de masa corporal (p < 0,001 para todas las comparaciones)

NIVELES DE MASA CORPORAL TABLA 

"El principal objetivo del presente estudio fue identificar una sola ecuación antropométrica que se pudiera utilizar con fines clínicos y epidemiológicos como una alternativa al índice de masa corporal, para evaluar mejor la adiposidad corporal en individuos adultos", explican el Dr. Woolcott y el Dr. Bergman. "En la serie de datos de validación, el desempeño de la masa adiposa relativa para estimar el porcentaje de grasa corporal medido mediante absorciometría de rayos X de energía dual, en general fue más congruente que el del índice de masa corporal entre mujeres y hombres de diferentes grupos étnicos, adultos jóvenes, de mediana edad y adultos mayores, y en los quintiles de porcentaje de grasa corporal, aunque la precisión de la masa adiposa relativa fue más baja en individuos con menos adiposidad corporal".

"Las tasas más bajas de clasificación incorrecta de la obesidad con masa adiposa relativa, en comparación con índice de masa corporal, respaldan la utilidad clínica de masa adiposa relativa para identificar individuos con alto porcentaje de grasa corporal, una condición que se ha relacionado con aumento de la mortalidad", concluyen los autores.

¿Utilidad clínica?

En su comentario adicional respecto a por qué las estimaciones más precisas de la masa adiposa corporal pueden no tener tanta utilidad clínica, Kaplan señaló que lo que predice los desenlaces adversos en pacientes con obesidad no es el porcentaje de grasa corporal que tienen, sino la distribución de esta. "La grasa corporal central se asocia a diabetes, esteatosis hepática y toda clase de anomalías metabólicas, en mucho mayor grado que la grasa corporal periférica. Se tomarán las decisiones clínicas con base en el hecho de que alguien tenga desenlaces adversos, como diabetes o apnea del sueño, no con base en su porcentaje de grasa corporal", observó Kaplan.

Otro obstáculo principal para incorporar la ecuación de masa adiposa relativa en la práctica clínica es el hecho de que se basa en una medición muy exacta del perímetro de la cintura de un paciente. "El perímetro de la cintura es aceptablemente preciso cuando se mide en una situación de estudio clínico, pero en una situación de práctica clínica, donde no se cuenta con personal que ha invertido horas capacitándose en hacerlo, se pueden obtener enormes diferencias en lo que se mide como perímetro de la cintura, dependiendo de cómo y dónde se mida", señaló Kaplan.

"Así que preferiría utilizar marcadores de enfermedad clínicamente relevantes para determinar cuál es el nivel de atención necesario. La masa adiposa relativa puede resultar una formidable herramienta desde el punto de vista epidemiológico, pero no estoy convencido de que vaya a ser mucho mejor que el índice de masa corporal, desde el punto de vista clínico", concluyó.